>TecnoCosas

Las Criptomonedas y la nueva economía digital

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Concebidas en un primer momento como una alternativa a las divisas tradicionales, las criptomonedas juegan un papel cada vez más destacado a nivel internacional. ¿Quieres conocer con más detalle qué son y cómo funcionan estas monedas digitales? En ese caso, sigue leyendo.

criptomonedas

Índice:

  1. ¿Qué son?
  2. ¿Cómo funcionan las criptomonedas?
  3. Tipos de criptomonedas
  4. Bitcoin
  5. Ethereum
  6. Litecoin
  7. Ripple
  8. Dash
  9. Zcash
  10. Monero
  11. Cómo invertir en criptomonedas

¿Qué son las criptomonedas?


Las criptomonedas son un tipo de moneda digital que emplea un cifrado de la misma categoría  en sus diferentes operaciones, como puedan ser transferencias de dinero o el pago de un determinado producto o servicio. Se presentan como una de las grandes tendencias del mundo digital. Tales medios digitales de intercambio pueden ser operadas como cualquier otra divisa tradicional, pero que se mantienen fuera del control de los gobiernos y las instituciones financieras.

Existe una gran cantidad de criptodivisas disponibles, cada una de las cuales contará con sus propias características y aplicaciones. Las que cuentan, en este momento, con mayor capitalización de mercado son una minoría que incluye bitcoin, bitcoin cash, ether, litecoin, ripple y dash.

En la actualidad, hay escuelas de negocios como IDE CESEM que a través de su curso Fintech nos acercan información más ampliada sobre las repercusiones de estas criptomonedas.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?


Las criptomonedas pueden ser utilizadas en cualquier parte del mundo, siempre y cuando el pagador y el cobrador las admitan. Esta última es una premisa fundamental, dado que si nadie la aceptase como medio de intercambio, carecería de valor alguno.

Al tratarse de monedas digitales, el bitcoin no puede ser adquirida ni atesorada al margen de las fronteras marcadas por Internet y, por ende, precisa de una cartera digital donde se pueda almacenar nuestro crédito. Esta cartera, conocida popularmente como “monedero” podrá llevarse cómodamente en un pendrive o ser almacenado en la nube.

Una de las primeras formas de obtener bitcoins es ser “minero”, es decir, generando nuevas unidades de esta moneda. Su nombre procede de cuando el oro era aceptado en muchas sociedades como medio de intercambio y extraído de las minas. Sin embargo, desde que el Bitcoin emplea criptografía avanzada y sistemas de comprobación que precisan de muy diversos cálculos matemáticos, la gran capacidad de procesamiento computacional que hoy exige la extracción de una nueva unidad hace que esta alternativa sea imposible de realizar con el rendimiento que presentan los equipos informáticos actuales.

bitcoins

Hoy existen empresas especializadas en la minería de criptomonedas que emplean clusters de ordenadores de hasta 150.000 dólares de valor. El resultado son ordenadores muy grandes con una capacidad de computación enorme.

Otra forma de obtener Bitcoins de forma más factible es intercambiándolos, comprándolos a personas o empresas que dispongan de ellos. La manera más común es a través de las casas de cambio, unos espacios muy similares a como operan las antiguas oficinas de cambio de divisas, pero con una presencia que se reduce solo a la Red.

La mayoría de las operaciones de las criptomonedas funcionan a través de una red descentralizada de minería de criptomonedas que asegura la validez de tales acciones. Cada nueva operación se va sumando a esa cadena de bloques a la que se incorporan todas las operaciones anteriores de forma segura, lo que permitirá que la información no se pierda.

Tipos de criptomonedas


Los diferentes tipos de criptomonedas existentes son las siguientes:

Bitcoin


Cuando hablamos de criptomonedas, nos tenemos que referir de manera obligada al Bitcoin, que fue la primera criptodivisa desarrollada en el año 2009 por iniciativa de Satoshi Nakamoto, que implantó una moneda virtual , apoyada en los conceptos de código abierto, redes P2P y firma digital.

Una de las ventajas del Bitcoin radica en que permitirá la puesta en marcha de operaciones económicas seguras, al margen del circuito de los agentes económicos tradicionales y sin intermediarios a través de un sistema de algortimos informáticos. Todas estas operaciones son validadas en la Cadena de Bloques o Blockchain.

Ethereum


Para muchos se presenta como la gran rival del Bitcoin. La Etherum es una criptomoneda que se basa en la tecnología Blockchain e incorpora la posibilidad de crear contratos inteligentes, una operación de lo más práctica para opciones de compra venta.

Litecoin


Surgida en el año 2011, esta criptomoneda cuenta con un límite de cantidad de 81 millones. En lo referente a su valor, Litecoin cerró el pasado año 2017 en los 315 dólares y, hoy en día, es una de las monedas virtuales más valoradas por los expertos. Se centra básicamente en el intercambio, funcionando como una moneda tradicional y está teniendo un gran impacto en el comercio.

Ripple


Ripple se convierte en una de las referencias alternativas a Bitcoin a tener en cuenta. Nacida en el año 2012, según las cotizaciones es una de las monedas virtuales más valiosas del mundo, tal y como afirman muy diversos estudios realizados al respecto. Frente a lo que sucede con las que hemos visto antes, Ripple es controlada por una empresa y presta sus servicios de plataforma y monedero a grandes bancos como el Santander o el Bank of América.

Dash


Surgida en la Darkweb en el año 2014, una de las principales ventajas de Dash es que permite hacer micropagos en línea que serán validados por una red descentralizada. Esta criptomoneda se apoya en un sistema P2P y cuenta con decenas de miles de usuarios en todo el mundo. El valor de Dash a finales de 2017 es de 600 dólares.

Ethereum

Zcash


Esta criptomoneda, nacida a finales de octubre de 2016, llegó a cotizar un total de 33 bitcoins en los primeros minutos de negociaciones. Pero, a diferencia de Bitocoin y otras de las analizadas antes, Zcash oculta de manera automática las identidades de emisores y receptores, así como el monto de todas las transacciones que realizamos en un Blockchain.

Monero


Se presenta como otra de las alternativas a Bitcoin. Monero es una monea virtual más privada y anónima que sus predecesoras. Surgida en el año 2014 se ha convertido en la más demandada, por sus características, dentro del mercado negro de Internet, en lo que se conoce como la Deep Web.
No se puede falsificar y elimina a los intermediarios.

Cómo invertir en criptomonedas


Para invertir en criptomonedas es muy importante contar con una cartera o monedero como hemos especificado en líneas anteriores. Para ello hay que instalar el software en el ordenador y obtener una dirección única donde se puedan crear firmas digitales y verificar la cantidad para el acceso a la cartera.

Uno de los más conocidos es Coinbase, donde se puede cambiar cualquier moneda por una virtual. Se podría decir que es una especie de cartera bitcoin online para comprar, vender, enviar, recibir y almacenar criptomonedas.

Una de las principales características de este monedero virtual es que es posible los bitcoins en dólares o euros para evitar las caídas o subidas del precio de esta criptomoneda. Aplican una comisión del 1% por transferir desde bitcoin a tu moneda escogida y al revés.

¿Conocíais todos los aspectos relacionados con las criptomonedas?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar