>TecnoCosas

Descargas en Internet y Redes P2P

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Descargas en Internet y Las Redes P2P

El desarrollo de Internet ha llevado a la creación de todo tipo de redes y páginas web, a través de las cuales podemos descargar todo tipo de archivos en la red. Hoy nos vamos a centrar en las denominadas redes P2P, las descargas de archivos y la problemática legal que gira entorno a todo ello.

Como ya hemos citado anteriormente, el desarrollo de Internet ha permitido ampliar los servicios que en esta red nacieron hace años. Con el paso del tiempo, se han ido creando páginas web y nuevas redes a través de las que podemos descargar todo tipo de archivos: vídeos, audio, software, documentos…

Las redes P2P han adquirido una gran importancia en este ámbito. El nombre que denomina este tipo de redes proviene de la expresión “Peer to Peer”, que en castellano significaría “par a par”. Esta denominación tiene su razón de ser ya que las redes P2P son redes informáticas entre usuarios iguales. No existen en ellas ni clientes ni servidores fijos, sino una serie de nodos que se comportan como clientes y servidores del resto de nodos.

Estas redes P2P aprovechan y optimizan el uso de banda ancha, que van acumulando los usuarios conectados a la red, de tal forma que el rendimiento en las conexiones y las transferencias de datos es mayor. Se suelen utilizar, como ya hemos dicho antes, para compartir audios, vídeos, textos, software…. Aunque tienen más utilidades como son: El intercambio y búsqueda de ficheros, sistemas de ficheros distribuidos, sistemas de telefonía por Internet, distribución de películas y programas de televisión, cálculos científicos que procesen grandes bases de datos, pueden hacer funcionar enormes sistemas diseñados para realizar pruebas que detecten el consumo de drogas, para facilitar el intercambio de información en investigaciones contra el cáncer o intercambio de archivos en el ámbito académico. Como veis, la utilidad de las redes P2P, casi, no tiene límites.

La filosofía de este tipo de redes es muy clara: En ellas todos los usuarios tienen y deben compartir los contenidos, si lo que se pretende es que la red se mantenga en el tiempo. Los usuarios que no participan de esta filosofía se denominan “Leechers” y son todos aquellos que no comparten ningún tipo de información en la red. Además, pueden verse como una amenzada dentro de la red P2P ya que consumen recursos, pero no comparten ninguno. Si todos los usuarios dejaran de compartir recursos podría producirse un agotamiento de los mismos y la estabilidad de la red estaría en peligro constante.

Las redes P2P poseen una serie de características que pasamos a resumir brevemente:

Escalabilidad, es decir, este tipo de redes llegan a todos los puntos del planeta. Lo mejor, para que funcionen a la perfección, es que cuantos más nodos estén conectados a la red, su funcionamiento será mucho mejor. Cuando los nodos comparten recursos, los recursos totales de la red aumentan.

Robustez: La distribución que se produce en este tipo de redes incrementa la robustez de la misma.

Descentralización: Las redes P2P están descentralizadas totalmente y sus usuarios, como ya hemos dicho, son iguales entre sí.

– Al compartir recursos, también los costes se reparten entre los usuarios que participan en la red.

Anonimato: Lo suyo es que el autor de un contenido, el editor, el lector y el servidor queden en el más profundo anonimato.

Seguridad: Para que una red P2P sea completamente segura, se deben identificar y evitar los nodos maliciosos, evitar contenidos infectados y el espionaje de las comunicaciones entre nodos. Además, se deben crear grupos seguros de nodos y proteger los recursos disponibles en la red. Los mecanismos más positivos para conseguir esta seguridad son el cifrado multiclave, las cajas de arena, la gestión de derechos de autor, la reputación, establecer comunicaciones seguras o permitir los comentarios sobre los ficheros.

Existen varios tipos de redes P2P y podrían resumirse de la siguiente manera:

* Redes P2P centralizadas: En ella todos los intercambios de información se llevan a cabo por medio de un servidor único. Este servidor es el punto de conexión entre dos nodos. Además, almacena y distribuye los nodos en los que se almacenan los contenidos que se van a compartir. Tiene una serie de ventajas, como la dinámica en la administración de los recursos y la disposición permanente de contenidos. También lleva consigo algunos inconvenientes como son la privacidad limitada de los usuarios que participan en la red, problemas legales y grandes costos en su mantenimiento, así como un gran consumo de bancha ancha.

* Redes P2P descentralizadas: Este tipo de redes son las más comunes porque son mucho más versátiles y, en ellas, los usuarios actúan como nodos de las conexiones y almacenan, ellos mismos, la información, es decir, todo tipo de comunicación se producen de usuario a usuario.

* Redes P2P híbridas: En ellas se da la presencia de un servidor central, que administra los recursos de banda ancha, enrutamientos y comunicación entre nodos. El servidor no conoce, en ningún momento, la identidad de cada nodo y no almacena la información, por lo que el servidor en cuestión no comparte archivos.

La historia de las redes P2P se remonta al año 1996. Fue en ese momento cuando se creó la primera aplicación P2P elaborada por Adam Hinkley. Ésta se denominó Hotline Connect y se distribuyó por Hotline Communications. Esta primitiva red P2P pretendía ser una plataforma de distribución de archivos entre empresas y universidades. Poco a poco empezó a servir de intercambio de todo tipo de archivos. Era una red descentralizada y, en ella, los archivos se almacenaban en los ordenadores personales de los usuarios que querían actuar como servidores. Ellos mismos eran los que permitían o restringían la entrada al resto de usuarios.

Tres años más tarde, Napster entra en escena. La diferencia entre una y otra es sencilla: en Napster se utilizaban servidores centrales que almacenaban la lista de equipos y archivos. Además, fue la primera red especializada en archivos de música mp3. Los usuarios ya podían descargarse música de manera completamente gratuita. Por ello, no tardó en ser demandada por varias discográficas estadounidenses. Napster perdió la batalla legal y se condenó a sus creadores con el cierre total de la red en el año 2001. Al poco tiempo, Napster se convirtió en un servicio de pago.

Esta sentencia marcó la vida de las redes P2P y su utilización bajo en popularidad hasta que nació Audiogalaxy. Otra red centralizada de intercambio de música que, también, se cerró por orden judicial.

Poco a poco, este tipo de redes se fueron perfeccionando y, para evitar el contínuo cierre de éstas, se comenzaron a elaborar redes P2P descentralizadas más modernas. Así, estas no dependían de un servidor central, por lo que no se tenía constancia de los archivos que se compartían, y era más difícil controlarlas.

Con la aparición de Gnutella, Napster y Audiogalaxy quedan obsoletas y, en el año 2002, se produce una tremenda revolución en el ámbito de las redes P2P, las más importantes fueron: Kazaa, Grokster, Piolet, Morpheus, Ares, Ares Lite… Un año más tarde se produjo un hecho que ayudó a la expansión de las redes P2P. Grokster y Morpheus fueron denunciadas por la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA), pero esta vez fueron las redes P2P las que ganaron el juicio en 2003. Así, siguieron apareciendo redes P2P, cada vez más modernas, como: eDonkey 2000, Lphant, Shareaza, eMule, aMule y ML Donkey para Linux.

Hoy día, ha surgido un nuevo programa: OMEMO. Éste pretende ser la nueva versión P2P 2.0. Se trata de una especie de disco virtual, de grandes dimensiones, en el que lo que se comparte es espacio en disco. Así, los archivos compartidos no se guardan en los ordenadores de los usuarios sino en la red.

Como sabéis, la controversia legal respecto a las descargas de archivos desde este tipo de redes es amplia y ha creado una enorme polémica. La gran mayoría de los archivos que se comparten y descargan en las redes P2P son archivos de música (mp3) y vídeos (DivX). Este ha llevado a algunas compañías discográficas y distribuidoras de cine a pensar que las redes P2P suponen un peligro para su industria.

El número de demandas ha ido aumentando con el paso del tiempo y, por ello, muchos de los creadores de redes P2P están investigando la forma de conseguir que los usuarios que participan en sus redes permanezcan en el más estricto anonimato.

Centrándonos ya en España, organizaciones como la SGAE(Sociedad General de Autores y Editores) han considerado, desde siempre, que el intercambio de archivos que se producen en las redes P2P es totalmente ilegal porque se atenta directamente contra los derechos de autor y porque el editor pierte constantemente dinero ya que, por cada descarga, el editor pierde una copia que podría haber vendido en el mercado.

Por otra parte, muchos expertos en derecho y legislación consideran que la descarga a partir de redes P2P es legal, aunque los archivos descargados estén sujetos a derechos de autor, ya que entienden que existe el derecho de copia privada. Eso sí, consideran que es legal siempre y cuando no exista ningún tipo de lucro por parte de la persona que se decarga el archivo en cuestión. La copia privada es un derecho que permite a cualquiera realizar una copia de una obra para uso privado y sin ánimo de lucro.

Los contrarios a las descargas opinan que, al haber aumentado el número de éstas en la red, podría producirse el fin de la industria musical y cinematográfica. Aunque los que están a favor, opinan todo lo contrario, como os podéis imaginar.

En España, en la nueva Ley de Propiedad Intelectual (Ley 23/2006), concretamente en su artículo 31.2, se considera que la copia privada es el límite del derecho exclusivo de los autores, que permite a cualquiera realizar una copia de una obra, sin que sea necesaria la autorización expresa del autor o titular de los derechos de propiedad intelectual. Lo único es que para que pueda llevarse a cabo, la copia debe ser de una obra ya divulgada, realizada por una persona física para uso privado, que se haya accedido a la obra de manera completamente legal, que esta copia se haga sin ánimo de lucro y que ésta no tenga fines colectivos.

Para ampliar la información sobre Propiedad Intelectual en España, os recomendamos la lectura íntegra de los artículos 18, 25, 31, 31.2, 34, 40bis y 99. A partir de éstos podréis ampliar vuestros conocimientos y conocer vuestros derechos y los derechos de los demás.

En cuanto a las redes P2P y la copia privada, he de deciros que muchas asociaciones de abogados, asociaciones de consumidores e, incluso, varias sentencias judiciales consideran que descargarse archivos audiovisuales, protegidos por copyright, desde estas redes es legal. Se amparan en el derecho de copia privada, pero tened en cuenta que nunca debe haber ánimo de lucro.

Existe, a su vez, otra doctrina especializada en propiedad intelectual que afirma que en las leyes de esta materia no existe, estrictamente, un derecho a la copia privada, sino que lo que se establece es el límite al derecho exclusivo de los autores. De esta forma, consideran que, a partir del artículo 31.2, se puede entender que las descargas de archivos por medio de redes P2P no son legales debido a que su uso es colectivo.

La SGAE a afirmado, en un sin fin de ocasiones, que para que la copia sea completamente legal, ésta debe ser hecha directamente del original. Hay que tener en cuenta que en la Ley de Propiedad Intelectual no se hace mención alguna de esta circunstancia. Así se está produciendo un amplio debate en la sociedad sobre qué es legal y qué no. Son muchos los medios de comunicación, organizaciones y empresas que, todavía hoy, no entienden demasiado esta ley e insisten en la misma circunstancia que la SGAE, es decir, para poder hacer una copia privada, debemos ser propietarios del original, algo que no es necesario, según la ley, para el caso de copias de seguridad de software.

La polémica está servida, así que lo mejor es que estemos informados de todo lo que acontece en materia de propiedad intelectual ya que muchos de nosotros somos usuarios asiduos de redes P2P. La información es imprescindible para conocer cuándo sobrepasamos los límites, cuales son nuestros derechos y cuando podemos meternos en un lío.

Así, os aconsejamos que le echéis un vistazo a los siguientes enlaces:

Ley de Propiedad Intelectual (Ley 23/2006)

SGAE

Nosoypirata.com

Bitácora de David Bravo (Abogado Especialista en Derecho Informático y Propiedad Intelectual)

Os proponemos también un listado de algunas de las mejores redes, protocolos y aplicaciones:

Ares Galaxi

KCeasy

Warez

Lphant

MLDonkey

eDonkey 2000

eMule

GNUnet

Napster

P2PTV: Zatoo

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar