>TecnoCosas

Para qué sirven las etiquetas RFID

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Las etiquetas RFID (Radio Frequency Identification) son unas etiquetas que mediante una tecnología RFID, se permite su lectura a distancia gracias a la radiofrecuencia. De esta forma, podemos colocar esta etiqueta en cualquier artículo que queramos, uno de los más habituales y donde se emplea con asiduidad es por ejemplo en la ropa, en donde podemos introducir todo tipo de información en el chip que la compone para que luego se pueda leer de forma inalámbrica a través de una señal de radiofrecuencia mediante un dispositivo apropiado.

Para que sirven las etiquetas RFID

Aplicaciones de las etiquetas RFID

La principal ventaja con la que cuentan estas etiquetas, es la gran cantidad de información que podemos almacenar en ellas y también la posibilidad de leerlas de forma remota, a una cierta distancia. Debido a estas ventajas, las posibilidades que se pueden llevar a cabo mediante estas etiquetas prácticamente no tienen límite. Vamos a poner un par de ejemplos.

Aplicaciones de las etiquetas RFID

En primer lugar, es bastante habitual introducir estos pequeños chips en los perros. Se trata de una práctica que lleva haciéndose hace tiempo y gracias a la nanotecnología con la que cuentan, se puede introducir de forma sencilla en el cuello del animal, haciendo que se pueda identificar siempre al perro gracias a que guardamos información del animal como por ejemplo su nombre, la raza y lo que es más importante el dueño al que pertenece.

Otro de los usos que se puede desprender de estas etiquetas RFID es en un supermercado. Pongamos el caso de que al pagar, lo clásico sería encontrarnos con la típica cajera que pasa los productos uno a uno mediante el código de barras. La tecnología RFID deja por completo obsoleta a estos códigos de barra, ya que al poderse leer a distancia, perfectamente podríamos pasar el carrito por delante de la caja para que con una sola pasada, quedaran registrados todos los productos en la caja en lugar de tener que ir uno a uno.

Diferentes tipos de RFID

Diferentes tipos de RFID

Teniendo en cuenta todos estos aspectos detallados, en cuanto a las etiquetas RFID se refiere, podemos encontrar diferentes modelos, las activas, las pasivas y las semipasivas.

  • Las tarjetas RFID activas, son aquellas que cuentan con una batería que las alimenta. Son unas tarjetas algo más caras, por lo que su uso es menos habitual y es más circunstancial, sin embargo nos permite un rango de lectura mucho mayor y cuentan con una mayor capacidad de almacenamiento, aparte de poder utilizarlas con más sensores como por ejemplo uno luminoso u otro de humedad.
  • Por su parte las pasivas, son las más habituales y se activan al reflejar las ondas que emite el lector de estas tarjetas. Son más pequeñas pero también más baratas. Todo esto lo compensan con una distancia de lectura menor pero al ser en su mayoría desechables, son las que de forma más habitual podemos encontrar en los comercios.
  • Por último, las semipasivas cuentan con una batería interna pero que únicamente sirve para alimentar al microchip por lo que su comunicación con el lector, es bastante similar a las de las pasivas pese a contar con una mayor velocidad de lectura.

En definitiva, dependiendo de la situación, podemos encontrar una tarjeta que nos resulte más o menos interesante, teniendo en cuenta que la utilización de todas ellas, mejorará con mucho los servicios de nuestro negocio.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Hardware


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar