>TecnoCosas

Tipos de energías renovables

Autor: Comentar
Comparte este artículo
12 febrero, 2018

Los diferentes tipos de energías renovables tienen un impacto mínimo sobre el medio ambiente, dado que, entre otras muchas cosas, no conllevan la emisión de gases con efecto invernadero ni la presencia de productos de desecho ni otros tóxicos como sucede con las fuentes tradicionales. Os hablamos sobre ello en las próximas líneas.

tipos de energías renovables

 ¿Qué son las energías renovables?

Las energías renovables son aquellas que se producen de forma continua y se renuevan constantemente, siendo inagotables a escala humana. Las principales formas de energía renovable que existen son, por ejemplo, la biomasa, hidráulica, eólica, solar, geotérmica y las energías marinas.

En este momento, la contribución de las energías renovables con respecto al consumo mundial de energía primaria se encuentra en torno al 8% en España, mientras que en Europa es del 6%, unos porcentajes que corresponden prácticamente a la energía hidráulica y a la biomasa. La Unión Europea se ha propuesto triplicar la aportación actual a este tipo de energías por tres de cara al año 2020, hasta alcanzar el 20% del consumo total de energía y el 10% de biocarburantes.

En nuestro país, apostar por este tipo de energías renovables tendría un impacto realmente positivo, dado que se reduciría la dependencia energética externa, se favorecería el desarrollo de la industria local y se posibilitaría la exportación de tecnología propia a regiones insulares.

El Sol, de manera directa o indirecta se presenta como el origen de todas las energías renovables, exceptuando la maremotriz y la geotérmica. Y, es que, la energía del Sol se desplaza a través del espacio en forma de radiación electromagnética, llegando una parte de esa energía a la atmósfera. De esta energía, una parte será absorbida por la atmósfera y el suelo y otra es reflejada directamente al espacio desde el suelo. Por eso, precisamente, menos de la mitad de la radiación solar llega a la superficie terrestre.

Clases de energías renovables

De entre las diferentes clases de energías renovables destacamos:

Energía solar

La energía procedente de la luz solar se ha utilizado para muy diversas actividades como la agricultura, la arquitectura o la industria. De entre los diversos tipos de energía solar, la conocida como solar térmica se emplea especialmente para calentar fluidos.

Posiblemente, la energía solar sea una de las más limpias que existen, especialmente en lo que se refiere a la captación de la radiación solar y no tanto a la fabricación de la tecnología necesaria para ello.

Para más información os recomendamos leer nuestro artículo “Tipos de energía solar

Energía eólica

Otra de las energías renovables más limpias que existen es la llamada cinética o ecólica, que aprovecha la fuerza del viento para obtener electricidad. Este sector ha experimentado en los últimos años un salto cualitativo debido a la disposición de turbinas sobre tierra o mar.

De entre las ventajas que este tipo de energía podría proporcionar, destacamos una menor contaminación, dado que los aerogeneradores no llevan a cabo ningún proceso de combustión. Su desmantelamiento no deja huella alguna, aunque bien es cierto que durante su funcionamiento puede ser un problema para las aves. En estos momentos la tecnología está avanzando para su traslado a parques eólicos en el océano como una vía alternativa para este tipo de problemas.

energía fotovoltaica

Energía hidráulica

Hasta hace unos años, la energía hidráulica ha sido una de las utilizadas en España, viéndose superada por la eólica y solar. Aprovechando la energía producida por el agua en movimiento, la mayoría de las centrales hidroeléctricas se sirven de presas para embalsar el agua de los ríos y, posteriormente, liberarla de manera controlada en los ríos. La amplia mayoría de estas presas se destinan a la producción de energía eléctrica.

Energía maremotriz

Aprovecha el movimiento de las olas para generar electricidad, este tipo de energía posee un gran potencial y resulta especialmente eficaz, a pesar de que no se está utilizando todo lo que se debería. Junto a este energía también se podría destacar la hidroeléctrica, que igualmente aprovecha la fuerza del agua. A pesar de ser limpia, no podemos decir que sea totalmente respetuosa con el medio ambiente dado que se sirve, dado que puede afectar al ciclo del agua a nivel internacional.

Biomasa

La biomasa es otra fuente de energía renovable, especialmente interesante por la eficacia que puede suponer su utilización. Es idóneo para mejorar la gestión ambiental de los ecosistemas naturales. Gracias a su uso podremos convertir un material de desecho como restos de una poda o huesos de aceituna en un recurso que sea realmente útil .

Con un porcentaje de emisiones neutro, no llega a provocar el fenómeno de la lluvia de ácida con su proceso de combustión o que minimiza el riesgo de incendio.

Energía geotérmica

Esta alternativa encuentra su fuente de energía en el subsuelo, extrayendo su calor del interior de la Tierra, caracterizándose por un impacto medioambiental mínimo. Su producción es mucho más económica que otras que son más contaminantes como es el caso de las centrales nucleares o las plantas de carbón.

La energía geotérmica se puede aprovechar en la actualidad de dos formas, ya sea como calor o para la producción de electricidad. En este último caso se aprovecha la salida del vapor de las fuentes geotérmicas para accionar turbinas que ponen en marcha generadores eléctricos. Esta producción de calor y energía se puede producir a un coste mínimo. Para ser más exactos, la bomba geotérmica presenta una vida útil más larga, reduciendo de esta forma el coste de climatización de una vivienda.

Energías renovables

Biocombustibles

Hablamos de los productos procedentes de la transformación física, química o biológica de las fuentes de biomasa. Puede ser de tipo sólidos como, por ejemplo, los procedentes del sector agrícola y forestal (leña, paja, restos de poda) o los líquidos también conocidos como biocarburantes y que se emplean para sustituir el uso de los derivados del petróleo en los combustibles.

De entre los de tipo gaseoso podemos destacar el llamado biogás, formado principalmente por metano y dióxido de carbono. Se suele producir de forma espontánea en los fondos de lagunas, presas o depuradoras en los que hay depósitos de materia orgánica y también en los vertederos de basura.

¿Qué otras energías renovables añadiríais a este listado y pensáis que son realmente efectivas y necesarias para nuestro planeta?

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales